Historia

El Códice de Xicotepec

Existe una edición facsimilar del códice de Xicotepec, manuscrito acolhúa con más de quinientos años de antigüedad que en 1991 fue localizado fortuitamente por el investigador francés Guy Stresser-Péan en la Sierra Norte del Estado de Puebla.
Este importante documento colonial de contenido histórico, de las regiones nahua y totonaca de Huauchinango - Xicotepec. Pictografía del siglo XVI, hecho sobre una tira de cuero, celosamente guardada por la comunidad de Cuaxicala. Su historia es conocida porque el territorio estuvo cruzado por los caminos de comerciantes mesoamericanos, paso entre el antiplano central de México y la fértil región tropical Totonacapan y la Huasteca.
Políticamente perteneció al Acolhuacan el gobernante local fue uno de los que reconocían a Tlatoani Texcocano Techotlala como Señor Natural.
Se describe el códice como una tira de cuero de 6.36 m x 18 y 19 cm. de ancho, formada por varias piezas cuidadosamente cosidas y guardadas en forma de rollo. La tira está pintada solo por el lado inferior. Se divide en 25 secciones, con 25 rayas verticales de color rojo oscuro. Los pictogramas son de trozo negro, firme y delgado, aún se conserva parte de su iluminación con colores blanco, gris, rojo, azul, verde y un poco de amarillo.
Unas secciones contienen escritura latina, en su mayor parte lengua náhuatl, varios en español y uno en totonaco. Cada sección abarca una escena, están ordenadas en secuencia narrativa, de izquierda a derecha fácilmente observable gracias a unas flechas consecutivas cadenas de numerales del uno al trece, contando el primero de ellos con rasgos ennegrecidos, la secuencia total es de 102 años, comprendidos de 1430 – 1533.

Esto es una parte del libro el Códice de Xicotepec:
La reproducción del Códice, está acompañado por un volumen de 209 páginas que incluyen una explicación general del documento, la lectura de su contenido abarcan 102 años de historia, desde 1431 hasta 1533 d. C. Y el estudio de los diferentes tipos de glifos que registran personas lugares, números, así como las de las representaciones de pueblos, templos, armas, modos de sentarse, peinarse, etc.
Los acolhuas eran la gente de Texcoco y sus códices tenían una forma muy especial, con poco color, dibujos en negro y de carácter histórico.
El documento estaba enrollado y mostraba un buen estado de conservación, salvo que las primeras hojas estaban cubiertas por una gran mancha negra que apenas permite distinguir las figuras; también hay partes que están casi borradas o que muestran rastro de humedad, y presenta algunas faltantes.
El relato del Códice de Xicotepec inicia en 1421 año de la fundación de la confederación azteca que dominó todo México durante casi un siglo hasta la conquista española. En la primera parte se representan a los consejeros del rey y su salida rumbo a Texcoco. Van de un pueblo a otro aparentemente de que la medida de la autoridad de Netzahualcóyotl se restablecía en diversas poblaciones más o menos rebeldes.
También se registra la llegada de Netzahualcóyotl (a quien se identifica por su emblema: una cara de coyote) a Xicotepec, pueblo de nobles acolhuas, hablantes del náhuatl ubicado a 200 km. Al noroeste del centro de México que constituía la puerta de la entrada a las tierras calientes de la huasteca, poseedoras de una gran riqueza, maíz, plumas de aves preciosas y oro.
En el códice se ve como, tan luego como llega, emprende un ataque a la huasteca; después vuelve a Texcoco su capital pero deja a un hijo suyo llamado Cipactli, quien llegará a ser señor de Xicotepec y durante más de veinte años se enfrenta a los rebeldes totonacos de los alrededores.
Más adelante hay una escena que corresponde al final del siglo XV, en la que aparecen guerreros de México Tenochtitlan compartiendo el dominio de la región de Xicotepec con los acolhuas de Texcoco.